Aquietarse antes de usar? Si, pero cómo? Es fácil decirlo pero no tan fácil hacerlo...
¿Cómo aquietarnos, cuando a nuestro alrededor, vemos que casi todo está permanentemente en movimiento?
Con este propósito, en este espacio decidí compartir con ustedes, algunos textos cortos que por lo menos a mí me han servido. Si no funciona, no se desespere, pruebe en otro momento...







martes, 12 de octubre de 2010

Del sufrimiento a la paz



"Si tu vecino te desagrada, lo transformas en un enemigo. Pero el problema no está en él, sino en tí. Y cuanto más lo resistas, más lo sentirás como un enemigo. Si no te gusta este día triste y oscuro, este día es tu enemigo. Si te molesta la tos de quien está a tu lado, la voz de tu vecino, la manera de caminar de aquel, la mirada del otro, este ruido, aquella temperatura, esta actitud, aquella reacción..., tu alma acabará convirtiéndose en una ciudadela rodeada de enemigos por todas partes."

"La obsesión, si se la dejara, dejaría también de apretar, con lo que se esfumaría la angustia. Lo que se reprime y se trata de evitar, contraataca y domina. La represión aumenta, pues, el poder de la obsesión. si se la dejara, iría perdiendo su fuerza.y virulencia. Así, pues, dejarla consiste en que ocurra aquello que se teme."

Fragmentos del libro "Del sufrimiento a la paz"
de Ignacio Larrañaga.

10 comentarios:

atlantida dijo...

Interessante reflexión de algunas maneras de llagar a tenr algo de paz... solo es cuestión de llevarlas a cabo.
saludito

Cel dijo...

me gusta tu blog, y como escribes :)
Te sigo!.
Un beso, De Celia.^^

Ernesto. dijo...

Textos interesantes Cecilia.

Un abrazo.

Cecilia dijo...

Gracias por los comentarios!
Visitaré sus blogs.

María dijo...

Alguien me dijo o quizá leí o ambas cosas que yo resumo de esta manera. Cuando algo de alguien me molesta me paro y observo, me pregunto por qué me genera ese rechazo y que tiene que ver conmigo ¿qué estoy rechazando realmente de mi? Lo que me molesta para otro quizá no tenga ninguna importancia y viceversa, no creo que la solución sea no mirar sino aceptar y reconocer esos enemigos propios. No soy el mejor ejemplo de esta reflexión pero ahí lo dejo.
Un abrazo

Cecilia dijo...

Hola María, gracias por la reflexión, estoy de acuerdo con lo que decís. Un abrazo,

Xiomara Beatriz dijo...

Somos intención...creadores de nuestro entorno es cierto a veces vemos niebla donde no la hay... es nuestro ojo el que esta colmado de ella...es difícil pero se logra disipar con el amor...con el aroma suave que va surgiendo de la empatía...donde la palabra...el gesto... la mirada...lo transformamos en un aliado para poder indagar porque a esa alma que parece cerrada como libro olvidado...nosotros no podemos leerla...develado el secreto llega la paz...besos

Cecilia dijo...

Buena reflexión Xiomara, gracias por tus palabras.

Alba Barragán Goldfaber dijo...

Muy interesantes y reflexivas tus notas...te sigo y me encantan tus blogs...!!! Abrazos. Alba

Cecilia dijo...

Gracias Alba, yo también sigo los tuyos, muy interesantes! Un abrazo!