Aquietarse antes de usar? Si, pero cómo? Es fácil decirlo pero no tan fácil hacerlo...
¿Cómo aquietarnos, cuando a nuestro alrededor, vemos que casi todo está permanentemente en movimiento?
Con este propósito, en este espacio decidí compartir con ustedes, algunos textos cortos que por lo menos a mí me han servido. Si no funciona, no se desespere, pruebe en otro momento...







domingo, 13 de marzo de 2011

Descubrí el principio básico (*)



"Un rosal no está atento a los demás, cuando está formando su rosa más magnífica. No se preocupa del color que los otros rosales les darán a sus rosas. Está ensimismado, consultando la sabiduría de su propia savia, no comparándose con nadie, buscándose hondamente, haciendo fluir hacia la superficie la virtud de su flor única. Y cuando la hace florecer el mundo se acerca hacia él con admiración, le muestra su gratitud de mil maneras, y lo toma como uno de los regalos más preciados que puede hacerles a los seres que quiere o admira. Ese es el principio básico: cuando encuentra lo mejor de sí mismo, aquello único que ha venido a realizar en el mundo, el mundo le abre todas las puertas para su Don. Porque: el mundo estaba esperando que cada uno aporte lo mejor de sí mismo, porque con su Don enriquece a la humanidad entera."

(*) "El don. Una guía para descubrir cuál es la misión
de nuestra vida" (Lic. Amalia Estévez).

Ilustración: "Morning blossom" de Vladimir Kush.

24 comentarios:

Jota Mate dijo...

A todos Dios nos ha dado dones encaminados a hacer felices a los demás. No podemos ni debemos dejar de compartirlos.
Cecilia, esperaba desde hace tiempo una entrada tuya aquí. Llegó, y hoy te doy gracias por tanto bien que me hace.
Saludos.

Cecilia dijo...

Hola Jota Mate, me alegra que te guste. Saludos!

María dijo...

Pero qué bonito, por Dios!
Lo tomo prestado para el cuento de esta noche, les encantará! Gracias
Un abrazo

Gastón D. Avale dijo...

Los dones... sin dudas los tenemos y cultivamos... hay quienes no se interesan en sacarlos afuera para todos, pero sí para sí mismos... hermosa entrada! besos!

Cecilia dijo...

De nada María. Un abrazo!

Cecilia dijo...

Gracias Gastón! Besos!

médico del alma dijo...

"Todo pasa por algo"
Justo voy a dar un taller en el que iría mucho esta reflexión. La tomo prestada si no te molesta... =)

Saludos!

Cecilia dijo...

Qué justo! Qué bueno que te sirva!
Saludos.

HUMO dijo...

Y que cierto Cecilia, es justamente eso, el granito de arena:)


=) HUMO

Cecilia dijo...

Gracias Humo :)

Magdala dijo...

En realidad todos tenemos un don que desarrollar , aquello que mejor se nos da y que nos hace disfrutar y formamos una pieza del rompecabezas que es el universo. Un abrazo

Cecilia dijo...

Hola Magdala, un abrazo!

mariarosa dijo...

Muy acertada entrada. Ser, uno. No imitando o copiando al otro.
Me gustó Cecilia.

mariarosa

Cecilia dijo...

Hola Mariarosa, me alegra que te haya gustado. Saludos.

Carina Sampó, facilitadora de cambios, terapeuta psicodramatica, coach personal dijo...

Bonita Reflexión Cecilia! hay que trabajar para encontrar/descubrir nuestro don y ser feliz con él!
un saludo

Cecilia dijo...

Gracias Carina, un saludo!

Virginia Rubio dijo...

Gracias por esta reflexión. Si no te imñporta la tomo prestada para compartirla.
Besos

Cecilia dijo...

Gracias por compartirla. Besos.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Cecilia!
Bonita reflexion, para que la realidad, nuestra realidad la acogiera, como guia.

saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

Cecilia dijo...

Gracias J.M.
Saludos.

A.K.E. dijo...

Gracias Cecilia por aportarnos esta reflexión, son los pequeños detalles los que hacen que mejore cada día la humanidad.
Un beso.

Cecilia dijo...

Tal cual, estoy de acuerdo.
Un beso,
Cecilia

Mariní dijo...

tan claro Cecilia, ...somos necesarios pero no para lo que se nos ocurre por voluntad solo mental...sino por la percepción de donde está ese lugar útil para los demás, mundo, creo que seguro allí, si logramos encontrarlo...nos iremos sintiendo mas cómodos .y quizás, mas tranquilos no?

hermoso y enriquecedor este espacio tuyo, como siempre

Cecilia dijo...

Hola Marini, gracias por tu comentario, un abrazo!